Sobre una montaña
reposo mi cabeza,
viendo el mundo
correr y correr
sin darse cuenta
que la luz
ultravioleta
los hace brillar.

Sobre una montaña,
reposa tu cabeza
para que se enciendan
tus ojos de amor
cuando caiga el sol
sobre tu cuerpo.

Sobre la montaña,
con tus ojos encendidos
verás con claridad
lo que compone
tu cuerpo: valles,
lagos, océanos y montañas
pintados de fluorescencia
que sólo saben iluminar
como un alma ultravioleta.

Signature Lina Ru