Si llorar como un niño cambiara mi vida,
tendrí­a mas vidas que sueños en mi caminar.
Es el deseo del atardecer,
que trae pequeñas lágrimas sobre mi cara,
que parecen desvanecer.

Luchando fuertemente
cada vez que miro al horizonte,
duro, frí­o, tenebroso, y al mismo tiempo,
no dejo de suspirar.

Pocas noches he logrado encontrar
sin más melancolí­a que la misma soledad.
Deseo de noche, duermo de dí­a,
como si nada pudiera detener el tiempo
que consume como el silencio.

De nada sirve el vivir lo que no existe
en el corazón que llora,
cae como un niño aprendiendo a transitar,
sin brazos que lo guí­en, triste corazón, no llores más.

Allá en el horizonte esta aquello que buscas.
Vuela con tus sueños,
llora como un niño, crece,
y sé lo único que se busca tener,
en ti.

Signature Lina Ru