El error del hombre es buscar perfección 
en vez de crecimiento interior. 

Lo que parece perfecto dejará de serlo 
al empujar el tiempo, 
¿entonces que se dice del que juzga 
sin entender? 

Todo lo que uno hace es por amor
y es el amor el que se consagra 
a la perfección. 

¡Qué no es perfecto si se ama!

Nada y todo, que el que mira 
si sabe mirar deja al juicio 
y se consagra a la verdad 
que late entre las paredes 
de una noche de solsticio: 
es el mirar poético 
que entiende el silencio 
entre dos. 
El silencio es entre el creador y el amor, entre el que vive y ama, entre el que entiende y por ello contempla. La perfección se encuentra al buscar al amor. Ya que si existe la perfección éste es bajo la tutela del silencio que es el amor. Por eso, cuando contemplas hay silencio, estás amando más allá de lo que eres, y eso, es perfección aunque no lo sea mañana.

Signature Lina Ru