Cada vez que la luna llora, 
 lo hace por nosotros, 
 nunca creerá 
 en el regreso del sol. 

 Es difícil soñar 
 y vivir al mismo tiempo 
 con el dolor de nunca encontrar 
 el camino de regreso a casa 
 donde se amó 
 como quizá nunca sea igual. 

 En esas noches, 
 donde la luna 
 todavía cree en el amor, 
 no creerá que el amor no sonará 
 todo lo parecido a caer. 

 Lo único posible de creer 
 es en el amor, 
 sé que nunca me dejará 
 sino me abrazará en la soledad.

 Dándome la vida
 al parecer morir.

 Esas lágrimas tocan 
 las flores de mi corazón, 
 logrando florear, 
 soñando, 
 buscando el arcoiris venidero. 

 El corazón luchará 
 por sentir la luna 
 de nuestro amor, 
 vibra cada vez,  
 detrás de lo que parece, 
 no habrá un amanecer. 

 Seremos ángeles 
 soñando en encontrar 
 nuestro camino. 

 Seré tu ángel, 
 en la obscuridad y la luz, 
 nadie conocerá el amor 
 como nosotros en la soledad. 

 Confiaré en el ángel
 donde tu corazón será protegido 
 y vendrá el día 
 en la cual tu ángel estará 
 sobre mi hombro llorando 
 hasta tocar las flores de mi corazón.

 Y estas volverán a creer y soñar, 
 Con sus pétalos abiertos de amor.  

 
Signature Lina Ru