Voy, voy diciendo: mentiras digo,
mentiras que hacen de la vida, mi palpitar,
¿quién dijo que alguna vez se dijo la verdad?

La verdad no se dice,
la verdad está,
la verdad es campo que da la fertilidad,
es el puente de las palabras y la felicidad,
camino de luz blanca en una habitación
iluminada por ser el sol.

¿Quién dijo que dije la verdad?
Mentiras, miento: miento como miente
el pensamiento al concebir
el dolor como camino del amar,
mira al dolor como señal de fragilidad
y fortaleza en la humildad.

Mira, mira, mira tu pensar,
¿qué te dice?
¿…que miento?
Ha de estar mintiendo,
para hacerte esclavo de su morar,
¿quién dijo que mentí­a?

Si no estoy mintiendo,
son las palabras, sí­,
son ellas las que mienten,
las que juzgan y someten,
las que trafican y cometen
los crí­menes intachables
de la intelectualidad.

¿Acaso se pretende estar en lo correcto? Lo que alguna vez fue, puede que hoy ya no lo sea… Entonces, ¿existe el estar en lo correcto o tan solo existe la pretensión de estar en lo correcto? Puedo mentir, puedo decir la verdad, puedo mentir creyendo que digo la verdad, puedo decir la verdad creyendo que miento, puedo… puedo… tantas cosas, pero… ¿Existe una forma de parar al reloj que nos dice que lo una vez sido, hoy puede no ser?
Signature Lina Ru