Quiero pintar una selva de amor,
  un lugar lleno de árboles exóticos 
  que llenen mi corazón de ilusión,
porque cansado está de ver como
  pelean unos con otros, 
  muerden unos a otros
  y laceran la fina piel 
con la daga del materialismo.
  
¿Por qué el ser humano 
  parece estar dormido?
        ¿Estará soñando 
con delicadas hermosuras?
  
No lo creo, 
            si fuera así, 
  no pelearían tanto, 
se amarían un poco más 
  y cambiarían lo que tienen 
por pintura y besos de azúcar. 
  
¿Podrá darse justicia 
      si se tienen picados 
por el egoísmo?
  
  Será que la justicia 
          es ciega porque  
  tenemos marcados 
los ojos de furia,
  sangre de la avaricia.
  
         No, así no es. 
¡No puede ser!
  
  No lo será porque 
mis ojos están hechos 
  de pintura eterna, 
mis sueños están hechos 
de pinceles,
  una selva de amor.
  
 Un lugar donde 
            no hay dueños, 
            no hay carreteras, 
            no hay barreras, 
  sino espacios abiertos para
  seguir pintando hasta morir, 
caer a los brazos del tiempo,
          el suelo que sostiene 
la selva del amor.
  
 Y si ahí te encuentras,
  corriendo en libertad
     ¡No trates de convencerlos
 a costa del paraíso de la paz! 

Mejor pinta, pinta esa selva,
  y en un instante, ejemplo vivo,
      pintando estaremos todos 
  en verde, en blanco, en 
        luz y resurrección, 
  el amor.
¿Quién se atreve a pintar una nueva realidad? Vivimos en un mundo absurdo: Unos se mueren de hambre y sed, mientras otros están llenos de tantas cosas físicas que pierden de vista cuánto es suficiente. ¿Por qué sucede esto? El hombre sigue basando su seguridad en el materialismo, y eso nos causa estas divisiones de bienestar. Una cosa es la pobreza, otra muy diferente es la miseria. La pobreza puede tenerse y ser feliz, ya que el alimento y áreas básicas del organismo pueden ser satisfechas. En la pobreza, se puede entender y comprender la inmensidad de la existencia. Nuestros antepasados, cuando vivían en tribu, no lo veían como pobreza. La pregunta que debemos hacernos primero es: ¿Cuánto es necesario para decir es suficiente? Y luego, preguntarnos: ¿Por qué se nos ha enseñado que vivir de forma austera es incorrecto?

Respuesta: La gente que quiere dinero, necesita porque estamos obsesionados por tener cosas, y así al tener más, se siente que uno es más. ¡Qué ridícula idea, pero este materialismo actual combina la identidad con la seguridad a través del materialismo. Por eso, se les da luz a regiones alejadas a la ciudad. No es porque quieren quitarles la pobreza, al contrario es para que puedan ser educados a la televisión basura y comiencen a soñar con vivir una vida alejada a la moderación. (más prisioneros en su pensar, más consumidores, más ricos los ricos) ¿Por qué no nos detenemos a ver esto? No es el darle luz a otros lugares remotos de la tierra el punto, sino cómo implementamos esas medidas de “beneficiosas”. ¿Qué pasaría si en vez de programas basura, se dieran sólo programas realmente educativos? Claro, sería lo ideal, pero los poderes que son, no quieren que así vivamos, cultos porque nos haría entender el significado de la moderación y la felicidad más allá del materialismo. Por ejemplo, ¿por qué no nos preguntamos cosas fundamentales de la vida como el porqué tenemos conciencia de lo que nos rodea? ¿Qué es una vida plena? ¿Qué pasará cuando muera?

Ahora, hay algo que es inhumano. Más allá de la pobreza, existe la miseria que es la ausencia de agua y comida. Esto afecta de tal forma en que la gente no puede vivir y muere de hambre o enfermedades por sus bajas defensas. La forma de resolverlo no es diciendo: A darles educación para que trabajen y ganen dinero. Eso es absurdo, la riqueza no viene de la educación formal (primaria, secundaria, universidad), ni del dinero o poder, sino de una transformación interior de los individuos. ¿Cómo educar? La educación debe empezar a repensarse como una puerta al pensamiento crítico, en vez de un maquilador de mano de obra intelectual o físico. ¡Pero cómo! ¿Cómo podrán los afectados vivir una transformación interior, una nueva forma de ser con un pensamiento crítico, si no tienen ni comida, ni agua? ¿Qué se podrá hacer?

Hay que comenzar a pensar en los demás, más que en uno mismo. ¿Qué soluciones se le podrían dar a esa situación de miseria? Se debe comenzar a pensar nuevos modelos económicos, se debe comenzar a pensar de forma diferente a la que nos han enseñado, se debe desafiar a los que nos quieren manipular con el consumismo y materialismo, se debe PENSAR por sí mismo, empezar a ser un pensador crítico y dudar… desde lo que digo hasta lo que los demás te dicen debes pensar en la televisión, escuela y sociedad. Se debe pensar de tal forma en que pintemos un mundo diferente al que se nos dice que debemos vivir.

¡Ya basta! ¡No se dejen manipular! ¡Piensen! ¿Quién se atreve descubrirse, a ser uno mismo y descubrir para qué está en esta Tierra y luego hacerlo una realidad? ¿Quién se atreve a vivir en su selva de amor?

Signature Lina Ru