Conocí a una pintura
  que no tiene nombre,
  pero sé que anhela
  hacer las paces con sus sueños,
  sé que toca 
  la melodía de los tiempos
  mientras se abre 
  a su pincel
  para respirar al mundo
  que la vio nacer,
  aquel que le regala 
  el aroma del conocer.

  Y conoce...

  Navega por los caminos de la admiración,
  vuela por los campos de la observación
  y suelta risas sobre la tela de su cognición.

  Y camina...

  Para alcanzar ese abrazar de colores,
  que le hará inhalar una neblina de luz
  para encontrarse entre pasos firmes
  que se le entregan.

  Y entrega...
  
  A los ciegos, un venda transparente,
  a los mudos, una voz de conciencia,
  y a los sordos, un cosmos musical:
  
  Vive los milagros
  que te colorearon,
  un corazón de eternidad
  que sueña con pintar su realidad
  como retrato que derrame
  a todo el que la mire,
  en arte, obra y...
  
  que observa....
  ...que admira
  
  vida...
Un mundo mejor es posible Nuestra vida es una pintura. De lo que dibujes en ella, tendrás en algún momento que observar. ¡Y que mejor, que pintar para que un día admires lo que pintaste! Paciencia, esfuerzo y pasión, es decir, amor hacia lo que hacemos. ¿Será?
Signature Lina Ru