Cuando te vi, me vi, 
cuando te hablé, me encontré, 
hallando lo que había perdido, 
estrella entre mil. 

Nunca te noté, ¿que pasó?, 
sueño escondido sin poder ver
lo que tenía ahí, visible,
pero no para mis ojos. 

Ahí estabas, parado entre la gente, 
te vi como casualidad, 
			mis ojos se toparon 
		a los tuyos, 
			como dos hechizos,
	uno que viene del otro, 
y nos hace perdernos, 
		no saber quienes somos:
						caras antes desconocidas, 
			perdidos en un doblez, 
						ahora conocidas de vista 
			papel con dos reflejos,
						que hoy me dice quién soy,
			tú.

Signature Lina Ru