Me detiene el tiempo golpeando al vecino, 
aquel amigo influyente viviendo en nubes,
entre negro y claro, usando al destino 
									como espejo.

¿Qué ves en mí de lo que eres ahí? 

Recuerdos asechan, marchando 
en esta esfera terrestre, 
cae la tormenta y se nos 
comparten los días desolados, 
serpiente en un alma descansada. 

¿Por qué nos enreda lo que memoramos?

Aquel viejo, encausante de pereza, 
de dulces marchitarse, nos trae
de regreso al espíritu brioso, 
juntos en el dolor, impregnados
de efímera blancura. 

¿Qué nos mantiene unidos? 

Del perfume a la honestidad, 
rechazo todo objetivo fijo,
no hay más que tu futuro 
en mi respirar, uno a uno, 
formándose aquel infinito, 
						tú, amigo.
Signature Lina Ru