Entre los pétalos de una rosa 
una voz susurra:
              melancolía,
                una y otra vez 
            melancolía,
Si yo soy esa rosa, 
        ¿quién está ahí susurrando
         tal hipnotizante melodía?

Es ese espacio 
entre el viento y mi pensamiento, 
entre el tiempo y mi razonamiento,
donde reencuentro lo que pienso 
con lo que siento, 
                      ahí, 
en ese espacio 
                se  a      u         a
                           rr      ll 
         melancolía, 
      una y otra vez, 
   melancolía 
hasta que me duermo. 

              Y... 
       ¡Ay, cómo duermo!
Que al despertar no hay más
  melancolía, 
sólo una rosa abierta 
            a la creación. 
Ya sin melancolía, la melodía que nos compaña es la del amor incondicional, esa rosa que abierta nos expresa sin palabras lo que es el amor creativo.
Signature Lina Ru