Yo veo la luz,
como te veo,
yo sueño contigo,
¡Cómo te sueño!
Ya no puedo ver,
ni soñar con lo que realmente necesito.

Al poder creer en ese sueño,
veo que duele ver,
por eso, no puedo ver, ni soñar,
por ese dolor que produce amar
porque como duele el soñar
con lo que no se puede tocar,
y cómo duele ver,
lo que no puede ser.

Porque amar es así­,
es un dolor que sólo se puede soñar,
no tocar,
verlo al no poder ser verdad.

Signature Lina Ru