Si la certeza en la muerte 
						convierte
a la vida en una huida
					sé duda,
inversa lo que se acepta,
			respeta
como sacrificio que se paga, cuando ni se enfrenta
a la existencia con la templanza del tiempo divino,
que transparenta lo que aseguras con verdad trina:
				¡conviértete en duda y respeta! 
La muerte es un concepto que se mantiene a los márgenes de la conciencia, pero es tan importante como la vida misma. Aunque la muerte se recuerda cuando nos toca resaltar su existencia porque hemos perdido a alguien, debemos recordar que sin muerte, no hay vida. Si no muere la planta, no podemos tener la energía que nos da. Si no morimos, no podemos dar energía a las plantas que nos mantuvieron vivos. Por eso, la muerte quizá no es lo opuesto a la vida sino parte intrínseca de la misma. Quizá, tan unidos son que la muerte ontológicamente es vida, y si la viéramos como lo que realmente es, entonces veríamos en transparencia quién realmente somos.
Signature Lina Ru