Soy nadie como un grano de arena frente a su mar, 
pero soy alguien como la manecilla de un reloj quebrado. 

En este espacio sin tiempo, soy una sombra 
pero afuera de la caja soy un sol. 

Todo lo que repito, me ahoga pero en sus esquinas me libera. 
Soy como una burbuja en expansión, cada gota de rocío 
es un aprender aunque caiga y vuelva a caer 
con los ojos húmedos que no logran olvidar lo que sufrí. 

Si la vida es una plastilina, ¿por qué me aferro al papel?  
Me quiebro en pedazos 
y narro una historia industrializada por la indiferencia. 
Todo es igual, pero diferente. 

¿Cuándo saldremos de este laberinto que a miradas 
nos acerca cada vez más a la verdad?  No lo sé 
y por eso las gaviotas lloran mientras abrimos las cortinas 
que nos tapan la cognición a su canción. 

Frente al mar, soy todo lo que se repite 
mientras se cierran los ojos del sol 
y cae la noche una y otra vez, formándose aquí,
dentro de mí, una luna llena de mi corazón. 
Signature Lina Ru