La ironí­a del gurú

Pretenden decirnos cómo son las reglas,
y cómo podemos evitar el resultado
de las consecuencias, pero aquello
se vuelve inevitable mientras seamos
esclavos de nuestro desear…
Desear ser más poderoso que ellos
porque nos carcome la inhabilidad,
desear ser más adinerado que ellos
porque nos consume la inseguridad,
desear ser más famoso que ellos
porque nos somete la debilidad.

Se visten de blanco
y se pasean como gurús
para así­ usar nuestra cara
con vista al suelo
como arma para dominar
nuestra vaga conciencia
de la verdad.

Nadie sabe más que el que no sabe,
porque todos estamos sin saber
pretendiendo conocer,
tratando de incluirnos
en una existencia
de transcendencia,
sin comprender
que el trascender
es el mismo entender:
Que eres todo,
pero eres nadie.
Que puedes todo,
pero tienes nada.
Que sabes todo,
pero te ocultas
para no tener
que asumir
la responsabilidad del tener,
pero no dar,
la responsabilidad del querer,
pero no ser,
la responsabilidad del conocer,
pero no errar.

Si entre tantas
vestimentas,
te pierdes,
no te quedes
con sus telas.

Dedica tu alma
al silencio del desconocer
que entre tantas voces,
llegará una sin bullicio,
una voz solitaria que
aprenderá su camino hacia tu boca,
la voz del amor,
aquella del dar, ser y errar
que te llevará a la verdad.

Signature Lina Ru