La rebelde posmoderna a veces sigue las reglas 
para ver que se siente comer con cubiertos 
los hiatos que deleitas en signo de revolución. 

La rebelde posmoderna supera a la crisis de identidad 
usando dos popotes para domar a la aparente dualidad: 
uno para inflar a la sinalefa, inyección de libertad 
y otro para desinflar al crítico,  respiro de relatividad.  

La rebelde posmoderna se cansó de ver que todo es relativo, 
pero entiende que sin esa relatividad seríamos esclavos 
del que abrazando a la dualidad exige elocución poética.

La rebelde posmoderna encuentra plenitud 
en los rincones que la vista condena 
y encuentra que la belleza es una forma de ver 
transparente que supera a la textualidad.

La rebelde posmoderna suelta el romance textual 
hacia la objetividad y encuentra a la verdad 
en la intersubjetividad, ni aquí, ni allá, en ambos, 
y a veces ninguno, casi tocando a la universalidad.    

La rebelde posmoderna se observa a sí misma y encuentra a la realidad, 
es la existencia misma mirándose a sí misma hasta tocar a la consciencia 
que la funde con la luz poética que le da el palpitar de incondicionalidad.

Es así como la rebelde posmoderna se vuelve la poética misma, y se rebela 
en contra del gigante posmoderno que la educó a pensar en rebeldía, 
le muerde una pierna y encuentra en ese bocado un pedacito de sí misma
pero ya siendo otro ser, otra época, otro ritmo de caminar que la lleva
                                                                hacia el ser verdaderamente libre y auténtico.            
La sinalefa es cuando dos vocales se unen a través de dos palabras distintas. La metáfora de la sinalefa que se infla es para hacer notar el uso de la sinalefa doble o triptongo. El hiato es aún más indeseable en la poética formal porque es la unión de cuatro vocales. Por ello, establezco al hiato como un acto de revolución si es agradable para ti como lector y creador. Si te interesa leer más sobre esto, te recomiendo el libro Estudios sobre la métrica y poética de Juan Urbina, cuyo contexto es el inicio del modernismo.

Este poema te quiere hacer consciente de la época en la que vives, el posmodernismo, para que puedas también morderle una pierna, y aún así, quedarte con un pedacito de sí para llegar a ser auténtico.

Signature Lina Ru