En esta noche de dulce soledad, 
   brilla tanto luna mía, 
   luna de mi alma, 
   luna que llena mi vida tanto de tu esencia, 
   que el respirar no es vivir, sino soñar. 

 ¿Cuándo encontraré en esta obscuridad
   el verdadero camino que me lleva a ti?  
   Si fuera la soledad el único camino, 
   cruzaría el abismo que nos separa. 

 Luna mía, 
   luna eterna, 
   luna que no deja de soñar, 
   tomas mi vida y la llevas entre tus brazos. 
   Quisieras que callara, que dejara de verte, 
   pero así, luna mía, ¿cómo soñaríamos? 

 Eres parte de mi vida, 
   luna mía, 
   eres mitad mía, 
   por eso lloro en este abismo 
   que hay entre los dos.  

 ¡Ay!, ¡Dime!
 	¿Es el amor? 
   		¿Es mío, tuyo, 
   			de los dos? 

 Y aún así logro mirar una vez más al cielo y sueño, 
   sueño en tus sueños que rompen esta soledad, 
   mío, tuyo, de los dos. 

   
Signature Lina Ru