No llores nena,
no eres tú,
es su memoria…

No llores nena,
mientras ellos pelean,
te lleno de mi corazón.

No llores nena,
no es tu culpa,
no hay culpas en una
búsqueda de amor.

No llores nena,
sus recuerdos, los asechan,
no dejes que sus garras te toquen…
Perdónalos, si supieran lo
que te están hiriendo
jamás pelearí­an.

No llores nena,
no eres tú,
es su desilusión…
Tení­as expectativas irreales,
en vez de realidades amorosas
en su interior.

No llores nena,
aprende, no vuelvas a llorar
cuando el que amas parece alocarse,
sino ámalo:

En silencio…
Si quiere irse.

En voz alta…
Si no sabe quien es y a donde va.

En voz intermedia…
Si quiere quedarse para sentir el amor
que le reservaste el dí­a que aprendiste
que el tiempo mata y renace las heridas,
pero jamás termina el amor cuando es…
Verdad.

No llores nena,
ámate, eres preciosa,
tu sonrisa ilumina
a todos los seres
por el simple hecho de
querer amar.

¡No te rindas!
No llores nena y
abrásate de amor…
Sentirás el calor,
no podrás cambiar su voz,
pero sí­ el color.

No llores nena,
eres mi redención,
abre tus brazos a la libertad,
el amor de tu interior.

No llores nena,
no importa que caigas al dolor,
eres mi sol que riega las flores
de mi corazón.

¡No lo olvides!
Siempre que…
quieras llorar.

Para los hijos de padres que se divorciaron de forma egoí­sta, infantil e irresponsable Hay mucho rechazo aprendido: Desde niños hasta adultos cuando los padres que nos dieron vida deciden enojarse y taladrase palabras hirientes en el corazón. No dejemos que ese rechazo sea hacia nosotros… No lloremos porque ellos pelean, sino aprendamos a llenarnos del amor que ellos deseaban vivir en su interior. No caigas en los mismos errores que ellos cometen. Observa, duda y no te vuelvas lo que ellos son… Siempre tienes la oportunidad de cambiar, sólo necesitas tomar conciencia de lo que te rodea y las consecuencias de tus actos a corto, mediano y largo plazo. Ellos se ciegan, sé la luz que ilumina lo que ellos no quieren ver: La Verdad.
Signature Lina Ru