Tarde me di cuenta,
de tantas cosas insignificantes
que hací­an nuestro querer,
nuestro sentido se convirtió
en uno en el proceder.

Quizá tratando de regresar
a su olvido,
se creó otro camino,
falso,
quebradizo,
irritante.

Nunca fue mi intención
caminar donde
nunca hubo camino,
volar por donde
no hay camino,
donde no estarí­as tú.

Curiosa,
se vuelve la vida,
al mirar al cielo
que traes a mi alma,
curioso que lo olvidé
al tenerte a mi lado.

Tantos caminos
y sólo uno
el que se decide vivir,
sin importar
las piedras de tropiezo,
los sueños olvidados en dos,
los pesares del tiempo.

Busco olvidar,
busco soñar,
otra vez,
en esta misma unión
que profesaron nuestras almas,
alguna vez
En el dulce olvidar.

Tengo envuelta mi alma
en el ayer,
nunca cae el dolor
donde no hubo amor,
es en el querer
Donde nace nuestro ser.

Por el descubrir
hallé la fuerza
que une lo destinado a formar
lo que tanto se cree confundir,
el paso de la arena
por mis pies dice,
nunca olvides amor,
Nunca.

Signature Lina Ru