Amanece en tus ojos,
descifras el enigma de la totalidad
en una mirada de entrega monumental
donde el que me habita no es mi espejo,
sino la claridad del ambiente que me rodea,
tú.

Me miro a través de tus ojos
y lo que pensé eras tú,
seguí­a siendo mi reflejo
porque al verte, me veo
y tú, al verme, me dejas ver,
ver el universo que soy
a través de tus ojos,
aquella comunión
que nos acerca a la objetividad,
objetos, ojos hechos mar
que reflejan lo que verdaderamente somos,
el uno en el otro, el otro en el uno,
y así­ infinitamente hasta transformar
lo visto en luminosidad,
ese calor profundo
que nos enseña
de donde viene el amor
y en donde hemos de morar
cuando nos llueva
el momento de contemplar
nuestro infinito finiquitar,
delicado terminar.

Signature Lina Ru