Alas rotas,
corazón herido y
diamantes de sal
cayendo de la mejilla
eran el bosquejo de lo insatisfecho.

Preguntaste:
¿Cómo llenarse de plenitud?

No tení­a respuestas,
pero Crear Ejemplo
me estaba esperando.

Cayéndose de mis actos; las palabras:
Si queremos volar, demos alas.
Si queremos rosas, demos risas.
Si queremos poder, demos humildad.
Si queremos vida, demos amor.

Por esas lágrimas:
…El payasito hermoso
se empieza a dar cuenta
del traje que porta
y descubre…

Que su cara no es blanca,
ni negra, ni roja, sino…
Viva.

Que su ropa no es grande,
ni colorida, ni esponjosa sino…
Temporal.

Absorto en el espacio que lo divide
encuentra una estrella en el espejo
que lo maravilla…

Es él.
No hay más.

Él y la vida.
La vida y su interior.
Su interior y su amor.
Su amor y la vida.
La vida y él.

En los momentos de tristeza, nos preguntamos: ¿De qué sirve todo esto? ¿Por qué me pasa esto? ¿Qué deberí­a hacer? Y la respuesta, está cerca… Esperando el momento en que querremos abrirnos a lo que nos rodea. ¿Será?
Signature Lina Ru