Quieras o no,
el tiempo tiene una manera
de hechizar a la razón,
quieras o no, sabe cómo colocar los dados
en el lugar exacto
para crear un jaque mate en el corazón.

Quieras o no, el reloj está lleno de amor
y las palabras son bondadosas
para darte en la ilusión,
quieras o no, las sonrisas están pendientes
de tu anhelado fulgor.

Quieras o no, el dado de la coincidencia
aunque parece un juego de azar
llega a ser mera consecuencia
de tu deleitado caminar.

Quieras o no, camina, navega, observa,
para no caer en la inconsciencia
y quemarte en el fuego de la insensatez.

Quieras o no, los dados son tu mano
y las consecuencias tu reinado,
quieras o no, el templo de tu ser
entiende lo que tu mente
no quiere comprender
por miedo a darse cuenta
que es un niño pequeño
que no sabe como decir:

TE AMO.

¿Cuántas veces nos creemos invencibles? ¿Qué parte en nosotros vencerá? ¿La que a gritos pide auxilio o la que ataca a nuestros enemigos? No tengas miedo porque el miedo es lo que carcome a la carroña y si tú eres águila de mar, suelta las cadenas y vuela en lugares desconocidos para ti.
Signature Lina Ru