Tienes en las manos cada rosa,
no te importa como sea,
tiene en sus ramas espinas de metal
y en sus hojas, verde sentimental
y en sus pétalos, sangre al asechar
cada pedazo de tu mirar.

Y es que con tanto dolor,
no quieres soltar aquella que se hizo aparentar
un bello clavel rojo y con sangre ha de atravesar
tu herido corazón para hacerte derramar
una triste lágrima de tanto amar,
pero a tu lado y sin mirar,
estaba aquella que sin aparentar,
curó las heridas de la rosa de metal.

Signature Lina Ru