Quizá hay más de dos maneras
para volver a comenzar
lo que pareció morir
en la soledad
de aquellas lágrimas,
no podrí­an luchar más por esa ilusión
deseosa de no morir.

Dentro de lo luchado
crece una semilla
quizá nunca conseguirá encontrar su dueño,
pero luchará por seguir teniendo
esos sueños de árbol
durando por centenos por venir.

Verá en sus pies
los sueños de miles
no dejarán de llorar
después de olvidar lo deseado
por amar.

Y así­, volverá a dominar
lo de mil maneras pareció morir
tomando de las manos sueños,
aquellos te hacen respirar el cielo
y así­ vivir.

Signature Lina Ru