Si hablas del pasado interpreta su silencio,
no te habla, te hablas en soledad
que las voces sólo están en tu cabeza
y los hechos muertos como algún dí­a tú estarás,
vuelta de cabeza está la verdad
en los cí­rculos de pensamientos
a los que les das vueltas.

Si hablas del futuro interpreta su ruido,
es la consecuencia, está sonando
porque viene con fuerza,
quiere que te encuentres con él
sin el bagaje que llevas guardando,
ya que ve lo que aún no observas,
vuela sobre tu cabeza
como un ángel de imaginación
antes de convertirse en la certeza
de la eventualidad.

Si hablas,
ten la delicadeza
de escucharte,
pasado o futuro,
y así­, lo vuelvas
un instante del presente
que no te quite el sueño,
sino se disipe como un susurro
sutil que influye,
pero no te destruye
como lo harí­a el tiempo
si no sabes amar.

Signature Lina Ru