Tengo que soltar al deseo,
soltar al que me aprieta,
abrazar al que me suelta,
para encontrar a la felicidad.

Tengo que soltar al miedo,
soltar al que me asecha, 
abrazar al que me ama
para encontrarme contigo. 

Si sigo con ese deseo,
sólo veo lo que quiero
y no te puedo ver a ti. 

Si sigo con ese miedo,
sólo veo lo que será
y no puedo verte ser. 

Entre este tener y seguir
me encuentro con el antifaz
que crea ecos en mi ego
por eso me es difícil
soltar para verte de frente
sin máscaras, sólo verte
y en tal mirar, amarte.

El poeta de hoy se enfrenta a la indiferencia. ¿Existe el fuego que une las almas a través de la poesía? Sí, es la luz poética. Esa luz alumbra las calles secas por la indiferencia. ¿Cómo amar de fondo? ¿Cómo ser poesía? Este poema contesta esta pregunta y nos lleva al amor que nutre nuestra existencia de belleza y bondad. La poesía es la derriba de la indiferencia a través del amor y vivir de ese amor incondicional es ser poesía.
Signature Lina Ru