Cuentan que las noches
nace una esperanza
porque se une el hombre
a lo que en el dí­a le tiene miedo,
a la sombra de su conciencia.

Se une a las realidades
cuyo control se vuelve inexistente,
la impotencia.

Se une a las voces
cuya mente suelta para recobrar lucidez,
la inocencia.

Se une a las cuerdas
cuyos tí­teres actúan poseí­dos,
la inconsciencia.

Se une a las luces
cuyos destellos parten hacia el infinito,
la paciencia.

Le llaman a esas noches,
tiempo de dos,
donde se unen
las sombras con su luz,
se crea uno,
a partir de dos,
consciencia e inconsciencia,
lucha de mares,
ártico y tropical,
en espera de una nueva ola
de experiencia,
amanecer.

Signature Lina Ru