El camino rayado me atrapa el cuerpo.
El cuerpo grita en desesperación 
como hipotética fuente de frustración.

La frustración, imagina que todo lo que tocas,
							te hace un tigre. 

El tigre que llevas se condena la ilusión
a cada grito que avientas a la imaginación. 

La imaginación 
			se hace
de cada montaña
			que nace 
con cada mañana.

			Es el mañana
el que te lleva 
			volando
a la tentación.

La tentación 
		te lleva 
en su voz.

		La voz  
lo que no llevas 
		en tu hoy
si la ignoras.

Pero si hoy 
es lo que llevas,
¿quién te tentará?

							¿Despierto? Nadie. 

Siempre estarás escuchando el ritmo de los sueños.
Y si en sueños, 
despierto estas,
¿qué te tentará?
							¿Despierto? Nada.

El tigre estará dormido 
a cada respiración mientras cocinas 
despierto tu regeneración. 

							Respira.
							Observa.
							Inspira.

Más que un tigre, eres creación.
	
							No más tentación.
Signature Lina Ru