Parpadea, purpúrea
mariposa sobre una 
ponderosa, el sepia
eternal yace aquí
en un movimiento 
que me trasciende.

Desde la siembra
hasta la sombra, 
horizontes palpitan
al llamado de luz. 

Pequeños son los ojos
que iluminan todo
hasta lo indeseable. 


La bondad es así, aún
cuando inadmisible 
intenta en un parpadeo  
trascender al sufrir.  
Signature Lina Ru