Hay una cosa que nos llena de alegrí­a,
aunque sea por un momento, 
una cosa que nos olvida nuestros pesares
da alegrí­a, aunque después dé más,
en momentos difí­ciles desde
que sabe su nacer
hasta dar su cesar.

¿Qué cosa más alegre he de conocer?

Que no se preocupe más que por su comer,
techo que trae risa a su poder y ver
que la forma de ser feliz, sin pensar,
estará ahí­, en un comenzar
dándote la felicidad 
que se ha de buscar
a pesar de algún pesar. 

El nacimiento es una alegría. Tan grande es tal alegría, que sólo basta con comida en la mesa para sentirse pleno. ¿Para qué perder la vida en avaricia que no llena? …Cuando la alegría más grande está ahí, en las cosas sencillas de nuestra existencia
Signature Lina Ru