Vengo del camino gastado
cuyo horizonte me pinta una lengua:
es el sol diciendo que viene alegre
para hacerme feliz.

¡Cómo nos abraza el sol
aunque nos ciegue su calor!

Fuerte viene como vengo yo
en el camino que me ciega 
si altanero vengo,
en el camino que se me entrega
si humilde vengo.

En eso que vengo y voy, 
pienso y regreso al encuentro contigo,
tiempo, que no cesa de mirarme
mientras el sol hace de las suyas
y me revienta. Me hace como él
y vuelvo a nacer. 

Signature Lina Ru