La noche invita a los náufragos 
a cosechar a la orilla 
de la ventana al edén 
como si fuera la luna mi reflejar 
y todas mis palabras, 
la voz del edén. 

Aquel que nos invita a pronunciar
un final que deleite nuestra mirada
con un amor eterno, que alcance 
a la muerte escurridiza y nos deje 
en plenitud para que cuando caiga
sea la libertad la que hable 
y la verdad la que alcance,
una y otra vez hasta que estalle 
como un nuevo universo en expansión.   
Signature Lina Ru